spot

La evolución de la mujer en la publicidad

La publicidad no es más que un reflejo de lo que está ocurriendo en la sociedad. Por eso mismo, en conmemoración del Día de la Mujer, queremos hacer un breve repaso para contarte cómo la figura de la mujer ha ido evolucionando en la publicidad a medida que también iban evolucionando los tiempos y la mentalidad de las personas.

Parece que hoy en día ya existe una igualdad absoluta entre hombres y mujeres, que ambos sexos podemos hacer lo mismo. Aunque la realidad es que aún nos queda bastante por avanzar en esta materia. Sin embargo,  si echamos la vista atrás unas décadas, podemos ver el importante cambio que ha tenido el papel de la mujer. Y esto también se puede observar en el sector de la publicidad.

La mujer como destinatario y también como protagonista

Es indudable que, desde los inicios de la publicidad, la mujer siempre ha sido uno de los elemento más representativos. Su figura era utilizada tanto como destinatario del anuncio como protagonista del mismo.

Lo mismo podíamos ver a una mujer acompañando a un producto mientras que nos explicaba para qué servía, como de imagen de marca del mismo. Su papel ha sido cambiante, pues a medida que la sociedad iba evolucionando, también lo iba haciendo el rol que desempeñaba.  

Pero además de ser protagonista, la figura femenina también ha sido (y sigue siendo) el blanco de la mayoría de comerciales. Es el receptor principal. Se estima que el 80% de las compras son realizadas por mujeres. Es una estadística a tener en cuenta en las estrategias de marketing de las marcas y por eso la siguen utilizando.A pesar de que el auge de las compras online haya incidido fuertemente en esta tendencia, la verdad es que las mujeres son las máximas consumidoras. No solo compran para ellas, sino que, por lo general, el consumo de la mayor parte de la familia (productos del hogar, higiene, electrodomésticos, de los niños e incluso del hombre) dependen totalmente de ellas.

De ahí que sea la principal protagonista tanto en la emisión del anuncio como en su recepción.

Diferentes roles de la mujer en la publicidad

Si bien la figura femenina ha protagonizado buena parte de los anuncios publicitarios, este papel ha ido evolucionando. Pasa así de tener un rol más pasivo (tratada como objeto) a tener una participación más activa (empoderamiento de la mujer).

Así veíamos como entre los años 40 y 60, en España, el estereotipo femenino era el de ama de casa. Su papel no iba más allá. Era la persona encargada de las tareas del hogar y estaba siempre a disposición del hombre y del cuidado de la familia.Otro enfoque que empleaban los anuncios era el de usar la imagen femenina como objeto, explotando su lado más sexy. La mujer se convertía en el reclamo para atraer la atención del hombre. Publicidad para hombres protagonizada por mujeres. ¿Quién no recuerda el famoso spot de “Busco a Jack”?

 

Más adelante, conforme nos íbamos acercando al siglo XXI, la mujer fue tomando otro papel. Ya empezaba a protagonizar anuncios en los que se la veía realizando algún trabajo profesional. Se la presentaba como una mujer exitosa que podía realizar tareas sin necesitar la ayuda masculina.

Además de todo esto, es importante también destacar cómo ha cambiado también el cánon de belleza femenino. Si a principios de los tiempos, las marcas se decantaban exclusivamente por cuerpos perfectos y caritas de muñeca, ahora se ha dado un giro radical. Hoy en día, son muchos los contenidos publicitarios que emplean la diversidad en todo lo relacionado con lo femenino. Las marcas ya se atreven con las modelos curvys, las mujeres de edad avanzada o de diferentes razas para lanzar sus productos. Las mujeres ya no son esos seres sensibles, que esperan al hombre, que se dedican a cuidar del hogar y que solo piensan en cuidarse. Ahora las mujeres tienen paso firme y son las que deciden. Como en este spot de Paco Rabanne.Las mujeres son las que toman las decisiones importantes y toda su familia la persigue para que pueda conseguir su sueño.Un claro ejemplo de este nuevo planteamiento femenino es la marca Dove que, desde hace años, se basa en “mujeres reales” para hacer sus campañas de publicidad.

De esta forma, podemos observar que de verdad existe una gran evolución de la mujer en la publicidad. No obstante,  la realidad es que aún hoy en día seguimos viendo cómo algunas marcas y la publicidad que estas realizan siguen tratando a la mujer de una manera diferente respecto al hombre.

¿Y cuál es la moraleja de todo esto? Como conclusión, podemos decir que cuando hablamos de publicidad, la mayoría de nosotros pensamos que se trata de  una forma de comunicar que tiene como fin incrementar el consumo de un producto o servicio o que ayuda a mejorar la imagen de marca bien sea para posicionarlo en el mercado o en la mente de un consumidor.

Sin embargo, según una de las acepciones de la RAE, la publicidad también puede catalogarse como la difusión o divulgación de información, ideas u opiniones con la intención de que alguien actúe de una determinada manera o piense según unas ideas. Es decir, la publicidad es un a ventana abierta a la sociedad. Un reflejo de ella misma.

Cada día miles de anuncios llegan a millones de personas a través de la televisión, la radio, internet o, incluso, cuando estamos paseando por la calle. Nos llegan sus mensajes, a veces, de una manera tan subliminal que ni nos damos cuenta de que los estamos asimilando. Por eso, la publicidad también se ha convertido, en parte, en una medio que moldea e influye en el comportamiento de todos los consumidores.

Por ello, anunciantes, agencias de publicidad, productores y medios de comunicación tienen que tener en cuenta esta faceta y ser conscientes de aquello que están transmitiendo con sus mensajes.

Y tú, ¿recuerdas otro sport en el que la mujer fuera la protagonista? Síguenos en redes sociales y coméntanos.