El Smiling car

El sector del automóvil ha ido avanzando en la búsqueda de coches sin conductor y ahora ya es una realidad. Estamos a poco tiempo de que esta tipología de coche pueda adquirirse como cualquier otro utilitario.

Estos nuevos vehículos nos hacen pensar sobre la seguridad de los pasajeros y peatones al no poseer un conductor. Uno de los hechos es que los peatones antes de cruzar un paso de cebra establecen contacto visual con el conductor pero  ahora ¿Cómo lo harán?

Para resolver este problema la empresa Semcom ha creado el Smiling car, el coche sonriente. En el frontal del automóvil se coloca un dispositivo luminoso que despliega una amplia sonrisa que avisa al peatón que es seguro cruzar. Cuando el coche reanuda la marca la sonrisa se convierte en una línea horizontal.

“La sonrisa es un símbolo utilizado por personas de todas las edades y culturas” explica Karín Eklund, Jefa de UX en Semcon. Es una solución que genera una comprensión y una reacción en cualquier lugar en el que nos encontremos. Además, una sonrisa es un símbolo positivo que permite superar miedos y genera confianza”. Como vemos con esta acción hay formas creativas de enfrentar los problemas y darles una solución.