Consigue que tus sesiones de brainstorming sean productivas

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Son las ocho de la mañana y te han puesto una reunión para trazar una estrategia de una nueva campaña de publicidad. Comienza la hora del brainstorming. Y tú aún no te has tomado ni el primer café. OMG, ¿de dónde saco las ideas?

No te preocupes, no eres el único que ha vivido esta situación. Por eso, hemos indagado en el asunto y hemos recopilado algunas de las mejores técnicas de brainstorming. Seguro que si las aplicas, brotará tu lado más creativo en la reunión y te anotarás un tanto ante tu jefe (guiño, guiño).

Cómo prepararte para el brainstorming

Si vamos a hacer un brainstorming, no vale hacerlo de cualquier manera. Está claro que lo que se necesitan son ideas (buenas, a poder ser), pero también hace falta tener un buen ambiente para prepararnos. Nos bastará con una sala, un ordenador, un cuaderno para tomar notas, post-it y, sobre todo, una buena disposición. Mantén la mente abierta.

Resulta más fácil llegar a una conclusión final si hay una persona encargada de dinamizar el grupo, hacer preguntas, dar ejemplos, proponer juegos… y otra persona, llamémosle “secretario”, que apunte todas las ideas que se van lanzando. De esta manera, no se nos escapará nada que más tarde no podamos recordar.

Una manera muy divertida y efectiva de comenzar el brainstorming es haciéndolo con un juego. Por ejemplo, todos los miembros del equipo tienen que decir para qué sirve un objeto en concreto. ¿Qué usos puede tener un clip? Esto nos ayudará a activar nuestras neuronas.

La regla básica de todo brainstorming es que las críticas no son válidas. Es decir, cada uno puede decir lo primero que se le venga a la cabeza. Siempre con sentido, por supuesto. Todas las ideas, propuestas y pensamiento son bienvenidos.

Consejos para un brainstorming productivo

Una vez que tenemos todas estas premisas claras, toca entrar en materia. Te proponemos algunas ideas para que la próxima vez que tengas una reunión de brainstorming sea más productiva.

  • Invita a compañeros de diferentes departamentos a participar en la reunión. Cuantos más enfoques, mejor. El que trabaja en el departamento web propondrá ideas muy diferentes de la persona especialista en la organización de eventos. El resultado será mucho más rico y el abanico de propuestas mucho más amplio.
  • Pon un tiempo límite. Fija un tiempo límite para que la sesión de brainstorming no se exceda. Por lo general, con 30 minutos está bien.
  • Establece unos objetivos. Lo ideal es que una vez terminada la sesión se hayan obtenidos ideas que ayuden a iniciar la estrategia. Por eso, es importante delimitar los objetivos que se quieren conseguir y trabajar en ese camino. A veces, trabajar “bajo presión” nos incita a tener mejores resultados.
  • Utiliza diferentes técnicas. Puedes terminar descifrando el enigma trabajando desde diferentes perspectivas. Una de ellas es plantear un problema al que le quieres dar solución. También puedes imaginar una situación hipotética o analizar una situación.
  • El silencio también es bueno. Cuando uno está callado, la mente sigue maquinando. No tengas miedo si durante un tiempo estás en silencio, ya te surgirá alguna idea.
  • Dale tiempo al tiempo. Pocas veces ocurre que las primeras ideas sean las definitivas. Al igual que a casi nadie le toca la lotería la primera vez que juega, tampoco podemos pretender que la primera idea que nos surja sea la del millón. Quizás necesitemos varias sesiones de brainstorming para dar en el clavo.
  • Llega a una conclusión. Después de la reunión, han de tomarse conclusiones y hacer un análisis. Aunque creamos que no se ha llegado a nada claro, debes de anotar todo lo que se ha dicho. Quizás en otro momento pueda venirte una idea a la cabeza basándote en esos apuntes.

Hay quien piensa que los brainstorming no son más que momentos de distensión dentro del caótico día que se puede vivir dentro de una agencia de publicidad, pero en realidad son reuniones muy productivas. Además de lograr grandes ideas, también sirven para potenciar la creatividad y la imaginación de todo el equipo. Y de eso en Imagina Advertising sabemos mucho.

Para seguir leyendo más post como este relacionados con la publicidad, el marketing y la comunicación, te invitamos que nos sigas de cerca en las redes sociales.