Ventajas de la planificación estratégica

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En Imagina Advertising creemos firmemente en las ventajas de la planificación estratégica. Muchas veces el ritmo de trabajo nos envuelve en una rueda de la que no podemos salir. Las entregas y los timings nos impiden ver qué viene después y nos quedamos en el presente.

En ese sentido, abstraernos de la actividad del día a día es fundamental para pensar qué debemos hacer en los próximos meses. En definitiva, se trata de identificar qué necesitan nuestras marcas para evolucionar. Son muchas las ventajas de planificar, tanto que nos ayudan a mejorar nuestro trabajo y a que las acciones sean más eficaces.

¿Por qué planificar?

  • Conocerás mejor tu situación actual. El primer punto de toda planificación es una exploración en profundidad. Debemos conocer todo lo que forma parte de mi marca, no sólo las fortalezas o carencias que tenemos en el presente, también las oportunidades que podemos encontrar en nuestro entorno. De ahí podremos encontrar muchas vías de crecimiento.
  • Identificarás los recursos con los que podrás contar. Muchas veces no somos conscientes de los elementos tan valiosos que tenemos en nuestra marca o empresa. El trabajo diario no nos permite reconocerlos y a menudo nos obcecamos más en lo que falla que en lo que no dejamos brillar. Reflexiona sobre ello, los recursos pueden ser muy variados, tanto materiales como personales. ¿Recuerdas aquella cámara reflex que te costó tanto esfuerzo comprar? ¡Sácala del cajón y empieza a mejorar tus fotografías de producto!
  • Marcarás un horizonte. Al saber dónde estás y los elementos con los que cuentas conocerás perfectamente dónde quieres y puedes llegar. Ayúdate de objetivos que den nombre a cada cosa en la que quieras avanzar y mejorar. No utilices grandes frases ni metas inalcanzables. ¡Sólo servirá para frustrarte! Siéntate, medita y analiza: ¿qué me voy a proponer en este tiempo?
    ¿cuento con los recursos para ello?, ¿es real lo que me estoy proponiendo? Recuerda: metas cortas y alcanzables, no te exijas ni le exijas a tu marca lo que no podréis conseguir.
  • Huirás de la improvisación. Si sabes qué paso va en cada momento y a qué responde cada
    acción del plan diseñado no tendrás que empezar un día diciendo, ¿y ahora qué va? La improvisación puede salirnos bien pero también puede ser vacía para nuestra marca. Hacer por hacer no es el camino, busca acciones que respondan a un porqué y, ya sabes, ¡hazlo con tiempo!
  • Podrás validar tus resultados. Todo proceso de planificación empieza y se cierra con el análisis. Al principio descubriremos el punto de partida y al final del ejercicio evaluaremos cuáles han sido los logros. Quizás las acciones que nos habíamos planteado no han generado el resultado que esperábamos o quizás lo han sobrepasado de largo. Conocer lo que has conseguido te ayudará a
    comenzar un nuevo ciclo. Si lo piensas, ya estarás en el primer punto de tu plan: conocer la situación actual.

Y ahora, después de conocer las ventajas de la planificación estratégica, ¿te animas a sentarte y planificar un nuevo período?

Desde Imagina Advertising  podremos ayudarte a que tu marca crezca estratégicamente y, además, te daremos las herramientas para que vayas poco a poco incorporando estas técnicas en tu rutina de trabajo. ¿Cuándo empezamos?